Una pareja bien avenida.


La pareja de edificios que forman el edificio de la Unión y el Fénix Español y la iglesia de las Calatravas es un ejemplo de sensatez urbanística. La iglesia estuvo a punto de ser demolida durante el siglo XIX, con lo que se habría perdido un de los mejores ejemplos barrocos de Madrid. Pero en la calle de Alcalá, arteria de postín en la década de los años 20 del pasado siglo, era la zona elegida donde las entidades financieras situaban sus sedes y sus rascacielos. ¿Cómo encajar un rascacielos y una iglesia como la de Las Calatravas? Se permitó hacer el rascacielos, pero se desplazó hacia atrás, con lo que el efecto óptico de la cúpula y la torre del edificio quedaba equilibrado. Pero además la torre del rascacielos está hecha a recuerdo de los campaniles de las iglesias italianas, donde los campanarios son edificios independientes del de la iglesia, no estando integrado en ella como ocurre en las iglesias peninsulares. Esto hace que la composición arquitectónica resulte interesante, y la idea urbanística muy acertada.
Vale la pena que al andar, alcemos la cabeza para fijarnos en lo mucho que hay por las alturas y en las ideas que el pasado nos deja para acertar en el presente. Compatibilizar lo antiguo y lo nuevo puede ser posible.
La fotografía fue tomada con un móvil Nokia 5130 XpressMusic con la opción de "solarizar". El efecto es muy adecuado. El cielo aparece oscurecido y tenebroso, pero los edificios aparecen iluminados con luz natural con lo que es posible apreciar lo que en esta entrada contamos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

¡Fotomovilización! Design by Insight © 2009