Playas secretas.


Las playas son símbolo de evasión. Son el encuentro amable donde tierra y mar hacen las paces y conviven en armonía. Si la playa tiene un difícil acceso mucho mejor, pues la soledad con todos esos elementos llena más el alma que hacerlo en compañía de una masa de veraneantes. No es que la playa del ruso de Peñiscola sea de difícil acceso; sólo es necesario un coche para a través de un camino de tierra y bacheado llegar hasta ella. En verano se llena, como todas las playas, pero no tiene una ruidosa ciudad de vacaciones a sus espaldas, como sus hermanas mayores del mismo municipio, sino un espacio protegido cono es el Parque Natural de la Sierra de Irta.


Con un Nokia XpressMusic tomamos esta fotografía la caer una tarde de la primavera. La luz a esa hora se vuelve cálida y las sombras duras. Un sitio perfecto para contemplar el mar.


0 comentarios:

Publicar un comentario

 

¡Fotomovilización! Design by Insight © 2009